live education

coisas de professor – educação e entretenimento

Como implementar um programa de mediação escolar

Posted by J L em Maio 21, 2015

mediacion escolar

La Mediación escolar o mediación entre iguales, es a la vez un programa que se implanta en los centros educativos, y un proceso de mediación en el cual alumnos/as  son entrenados para ejercer como mediadores y ayudar a compañeros/as implicados en algún conflicto, a resolverlo de forma pacífica. La participación siempre es voluntaria, y todos los asuntos tratados en las sesiones de mediación son confidenciales.

Los Mediadores estudiantiles no hacen juicios, no dan consejos y no fuerzan a sus compañeros a tomar decisiones sobre los asuntos a mediar. Trabajan de forma conjunta para alcanzar una solución basada en la estrategia de ganar-ganar, con la que ambas partes se sientan satisfechas, al haber logrado el mejor acuerdo posible. La dirección del centro y el profesorado deberán estar plenamente implicados con el programa e incorporar este proceso de resolución de conflictos en sus estrategias disciplinarias.

La mediación escolar ha demostrado ser un método muy eficaz para la integración de habilidades para la resolución de conflictos. Ayuda a los estudiantes a resolver y aprender de las disputas interpersonales que se producen entre ellos, confiriendo un importante aspecto educativo en las escuelas en las que se pone en marcha. Se producen cambios en la forma que tienen los estudiantes de entender y resolver los conflictos, se produce una mejora de la autoestima y de sus habilidades de escucha activa y pensamiento crítico. Otro de los beneficios que aporta la implantación de un programa de Mediación a la escuela, es la mejora que se produce en el clima de aprendizaje. Estas habilidades y enseñanzas son transferibles fuera del aula y utilizadas por los alumnos/as a lo largo de su vida. El programa de Mediación supone una importante fuente de aprendizaje transversal en materia de resolución de conflictos, valores de convivencia y respeto mutuo y cultura de la paz.

El tipo de problemas que suelen se objeto de Mediación en los centros educativos son:  Los comportamientos inapropiados en las Redes Sociales, Dificultades de relación entre alumnos/as, difusión de rumores, engaños o robos, enfrentamientos raciales y culturales, disputas, intimidaciones, agresiones leves y peleas…etc. Los problemas más serios requieren derivación profesional y no son apropiados para la mediación entre iguales. Estos incluyen: abuso sexual, acoso escolar, consumo de drogas, posesión de armas, o cualquier situación que incurra en la ilegalidad y requiera la intervención judicial. En estos casos será el juez de menores quien tome las decisiones pertinentes sobre qué medida se tiene que aplicar.

Cómo implantar un programa de Mediación Escolar.

1. Nombrar un coordinador para el programa.

El primer paso sería identificar y nombrar un coordinador del programa. Los coordinadores pueden ser subdirectores, profesores u orientadores del centro escolar.Entre las responsabilidades que va a ejercer, se incluyen:

  • Hacerse cargo de la publicidad y difusión del programa entre el equipo educativo y el alumnado.
  • Supervisar la selección, formación y motivación de los mediadores.
  • Servir como un mediador entrenado y co-facilitador para la puesta en marcha del programa.
  • Explicar en qué consiste la mediación a los estudiantes y animarlos a participar.
  • Supervisar las sesiones de mediación y el seguimiento.
  • Mantener un registro de los casos atendidos e  informar a la comunidad escolar sobre los progresos del programa.

2. Planificación de la difusión.

El coordinador formara comités consultivos (compuestos por los administradores,directores, profesores, estudiantes y padres) para obtener ideas que le ayuden a formular las políticas del programa y desarrollar las estrategias de difusión del mismo.

El número de casos atendidos y en consecuencia el impacto que el programa de mediación tendrá en la escuela, va a depender de la efectividad de la difusión que se haya llevado a cabo y el nivel de comprensión que la comunidad escolar tiene sobre la mediación.Es fundamental que toda la comunidad escolar reciba amplia información sobre las características de la mediación y los beneficios que aporta el programa.

Los Métodos para hacer publicidad del programa pueden incluir demostraciones de roles , charlas sobre mediación, carteles informativos,  concursos, artículos en el periódico de la escuela, en la escuela, talleres para el personal docente…etc.

3. Planificar la financiación del programa.

A la hora de planificar la financiación debemos de tener en consideración aspectos como sueldos del o de los responsables del programa, gastos de formación de los estudiantes mediadores, gastos de difusión del programa (sesiones informativas impartidas por expertos,carteles,trípticos…) gastos de material como libros, papel, fotocopias,…etc. Debe de hacerse una planificación financiera a corto, medio y largo plazo, teniendo en cuenta un periodo de tiempo de aproximadamente tres años. Las fuentes de financiamiento incluyen los presupuestos del sistema escolar, ya sea público o privado, fundaciones y corporaciones, o la solicitud de subvenciones para programas escolares.

4. Selección de los estudiantes que van a recibir la capacitación para ser mediadores.

Es importante que el grupo de alumnos/as que van a realizar las funciones de mediación, sea un grupo diverso que represente a la comunidad escolar. Debe de reflejar la heterogeneidad de de la escuela. Aquí hay que considerar aspectos como el género,la etnia, el nivel socioeconómico, nivel académico, liderazgo, edad…etc.

Como paso previo a la elección de los alumnos/as participantes se les realizará una entrevista para valorar su nivel de compromiso, capacitación y disponibilidad para mediar. La participación debe de ser voluntaria, aunque a veces el coordinador o los profesores pueden motivar a los alumnos/as. El procedimiento de selección debe de hacerse público, e incluye recomendaciones y autoreferencias.

5. Formación de los mediadores.

Los mediadores deben de ser entrenados y supervisados, ya que a menudo carecen de la madurez y experiencia en la gestión de conflictos y habilidades de negociación.Como resultado de esta capacitación, los estudiantes mejoran su autoestima y aprenden habilidades comunicativas, de resolución de problemas, pensamiento crítico…etc.

La formación la llevará a cabo una persona experta en Mediación que cuente con experiencia docente con el grupo de edad de destino. Puede pertenecer al centro escolar o ser trabajadores de los programas de mediación de la comunidad. El entrenamiento en mediación para estudiantes tiene una duración aproximada de  dieciocho horas.

Al término de la formación, los mediadores cualificados comienzan la mediación de los casos. Los coordinadores realizan las entrevistas de admisión, planifican el horario de las mediaciones, selecciona a los  mediadores, hace un seguimiento de las partes en disputa, se reúnen regularmente con los mediadores para el análisis de casos, y pone el énfasis en educar a la comunidad escolar sobre los usos y beneficios de la mediación.

6. Decidir qué cuestiones van a ser objeto de mediación.

La mayoría de los conflictos escolares son resultado de acciones sin demasiada gravedad (por ejemplo, chismes, insultos, falta de deportividad, no devolución de los elementos tomados en préstamo, novio / novia, dificultades, etc.)

En los programas de mediación entre iguales normalmente no se median asuntos relacionados con drogas, acoso o violencia física grave. A menudo, los estudiantes conflictivos que reciben las consecuencias disciplinarias por sus actuaciones pueden además beneficiarse de participar en una sesión de mediación si así lo desean.

7. Contar con un espacio para la Mediación.

Las sesiones de mediación deben celebrarse en un espacio que ofrezca privacidad visual y auditiva. Lo ideal es contar con un espacio propio utilizado como sala de mediación.

8. Planificar cuándo se van a realizar las Mediaciones.

  • Siempre que se conoce una disputa (la mejor opción).
  • Sólo durante períodos predeterminados del día (por ejemplo, períodos de almuerzo).
  • De acuerdo a la disponibilidad de los estudiantes mediadores.

9. Determinar cuál va a ser la política de confidencialidad del programa.

Preservar la confidencialidad de lo que sucede durante la mediación es esencial para el éxito del programa. Los mediadores estudiantiles siempre deben de tener fácil accesibilidad al coordinador del programa para poder discutir los casos y resolver cualquier duda que les pueda surgir. La persona o personas coordinadoras, se consideran dentro de la promesa de confidencialidad.

El programa debe de garantizar que los mediadores escolares y el coordinador, mantendrá la confidencialidad. Si alguna de las partes en conflicto está preocupada de que su rival va a revelar información privada de lo que ocurre durante la mediación, se les animara a abordar esta cuestión durante del proceso de mediación.

Es importante determinar de antemano qué tipo de comportamientos van a requerir un informe por parte del coordinador a la dirección del centro. (Problemas con drogas, agresiones, acoso…etc). Todos los casos tratados en el programa serán registrados y archivados.

10. Evaluar la efectividad del programa.

Una vez que un programa está funcionando, ¿cómo se puede determinar si está alcanzando su potencial?. Aunque cada escuela tiene que llegar a su propia definición de éxito, podemos plantear tres indicadores para considerar que el programa está teniendo éxito:

  • El programa sirve directamente al menos al 10% de la población escolar cada año académico.
  • Un tercio de los conflictos mediados son referidos por los propios estudiantes.
  • La dirección del centro considera que el programa está integrado en la escuela y se resistirían a eliminarlo.

Cuando los programas de mediación entre pares se aplican de forma efectiva, los estudiantes mediadores están entusiasmados de poder ofrecer sus servicios,  y los docentes se preguntan cómo se podían solucionar los conflictos cuando no existía el programa. La mediación de pares puede llegar a ser una parte vital e importante de la vida escolar.

Cómo se desarrolla el proceso de mediación.

La mediación tiene el potencial de facilitar la comunicación y sanar relaciones, incluso en situaciones de mucha hostilidad. Un objetivo implícito de cada sesión de mediación, independientemente de los motivos de la disputa, es ayudar a las partes a que se  entienden entre sí. Las partes discuten temas como burlas, propiedad robada, o rumores, y al mismo tiempo – y, a menudo a pesar de ellos mismos – empiezan a escucharse y tácitamente respetarse mutuamente. Podemos decir que el objetivo principal es pasar de la culpa mutua, hacia una solución aceptable para las partes.

Previamente a la sesión de Mediación, las partes en disputa rellenan un cuestionario , en el que se comprometen a seguir las reglas, a resolver el problema, a decir la verdad y a escuchar respetuosamente y sin interrumpir  a la otra parte. Comienza la mediación con una sesión informativa.

Los mediadores se reúnen con las partes y les aclaran que se trata de un proceso confidencial y voluntario y les preguntan si desean continuar. Les explican en que cosiste el proceso, el uso de las habilidades de escucha activa y comunicación y que el objetivo es ayudarlos a resolver el problema y los desacuerdos antes de que se produzca una escalada del conflicto y pierdan el poder sobre la situación. Solicitan preguntas y aclaraciones sobre el proceso antes de comenzar.

La sesión de mediación. Los mediadores y las partes se presentan. En esta sesión cada uno de los litigantes tienen la oportunidad de contar su historia, centrándose en las cuestiones y no en quien hizo qué, mientras que la otra parte escucha sin interrumpir. Ambos intercambian los papeles y repiten la historia del otro para demostrar que entienden su postura.

Los mediadores hacen un resumen de los hechos y los sentimientos de cada una de las partes, para verificar y asegurarse de que ambos  están de acuerdo con las cuestiones tratadas. Dirigen la discusión hacia una solución. Preguntan a ambas partes si han pensado en alguna solución o se realiza una sesión de lluvia de ideas, marcando aquellas soluciones en las que ambos coinciden para llevarlas al acuerdo.

Las partes seleccionan el mejor resultado posible, la mejor alternativa con la que ambos se muestran satisfechos. Los mediadores verifican el acuerdo verbal al que han llegado, asegurándose de que nadie quiere cambiar de opinión y ambos se muestran conformes. Posteriormente mediadores y litigantes firman un contrato con el acuerdo final. Los mediadores agradecen la participación y la contribución al proceso de las partes y por confiar en el proceso de mediación.

La parte final del proceso es llevar a cabo un seguimiento para verificar que el acuerdo esta siendo cumplido por ambas partes.

La mediación escolar es una herramienta de gran utilidad para educar a través del conflicto, transformándolo en una oportunidad para impulsar la cultura de la paz y la no violencia.

Francisco Góngora.

Fonte: clica aqui

Links relacionados

Atividades – educar desde o conflito. Guia de mediação escolar ou em slideshare – clica aqui

livro – Educar desde el conflicto: guía para la mediación escolar – clica aqui

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: